Archive for the Cuaderna del Sur Category

El Camino del Corazón

Posted in Cuaderna del Sur on marzo 8, 2010 by highlanderbrown

No he leído el “Popul Vuh”, un libro sobre los mitos antiguos de los guatemaltecos pre colombinos recogidos, según se dice por un franciscano en el Siglo XVI. En cambio he leído la novela “El camino del corazón” de Sanchez Dragó que recoge en su primera página una cita del “Popul Vuh” que dice:

“Cuando tengas que elegir entre dos caminos, pregúntate cuál de ellos tiene corazón. Quien elige el camino del corazón no se equivoca nunca.”

En los próximos días tendré que elegir entre dos caminos, elección que se ha ido retrasando a lo largo de semanas y hasta meses porque no le había llegado el momento pero también porque no sabía por donde cogerlo.

He sido lento en plantearme cuál de los caminos tiene corazón. Haciendo la pregunta correcta, la respuesta no puede ser más fácil y obvia.

No sé a qué lugar llevará este camino que tiene corazón, y que por lo pronto, es un poco sombrío y poco tentador. Pero la elección de este camino no tiene error y por tanto, nunca he de arrepentirme.

Aunque el barco se esté hundiendo, no todo vale.

Bú desde el Sur

Posted in Cuaderna del Sur on marzo 8, 2010 by highlanderbrown

Después de una larga jornada por una pradera descarnada, contemplamos ya cayendo la tarde, la gran cordillera que es el portón de suroeste a nordeste del reino de Bú. Frente a nosotros contemplabamos la ininterumpida cadena envuelta en un a suave tela azulada. La montañas aparecen lejanas y como atalaya de lo que nos espera, nos encontramos con el promontorio del Nijed.

A los pies de Nijed, hay un pequeño cementerio, rodeado por una cerca de piedras chatas y grises que apenas llega a la cintura. Siendo pequeño y miserable, apenas destacables en un paisaje, es bien conocido por todos los viajeros. Es un cementerio de aquellos que murieron si ver el reino de Bú y quedaron enterrados allí, sin esperanza alguna. Sin mas losas que las toscas piedras, sin señales de rito alguno, me pregunto quienes fueron los que depositando su esperanza en el viaje, quedarón finalmente atrapados en este lugar sombrío.